Esos locos bajitos

El año pasado un grupo de familias del barrio de Altabix decidió poner en marcha el Mercadillo del Trueque. Y allí, montamos ocho mesas, los niños esparcieron sus juguetes y sus manualidades y comenzamos a experimentar muchas sensaciones.

Teníamos el deber de enseñarles a nuestros hijos que además de poder comprar cosas con dinero hay otras formas de intercambio. Y además, no solo debemos comprar cosas si no que podemos realizar con nuestras manos cualquier cosas y compartirla con los demás.

Así es como nació el Mercadillo y así es como a partir de ese día fuimos generando ideas y creando proyectos para el siguiente año. Porque sí, teníamos muy claro que las emociones que vivimos en la primera edición debíamos repetirlas.

Esos locos bajitos y los stands

Los puestos serán dirigidos por los niños, aunque serán los papas quienes sean responsables de sus hijos, y poder asegurarle confianza y seguridad.

Este año contamos con la ayuda del Ayuntamiento de Elche, quienes nos ceden las mesas y las sillas. Con lo que el niño solamente tendrá que realizar un cartelito como el de la foto que indique su nombre. Y dejará en la mesa todos los juguetes, libros, manualidades que quiera truequear.

¿Cómo se valora el trueque?

Como no queremos influenciarlos, los papas nos mantendremos al margen de los cambios de nuestros hijos. Ellos decidirán el cambio. En la sociedad en la que vivimos el valor de las cosas que compramos viene impuesto por diferentes cosas, pero en éste día nos olvidaremos de eso y el valor lo pondrán ellos. No decidiremos, porque no queremos coaccionarlos con sus deseos.

¿Cuál es la responsabilidad del stand?

En el stand se deberá ir un poquito antes de las 11 para organizar el puesto, y se deberá permanecer allí durante toda la jornada. Vamos a tener muchas actividades para niños, por eso los papas serán los que se queden en los stands cuando los niños quieran realizar alguna actividad.

Si no puedes estar todo el día, puedes quedar con otra familia y así compartir el espacio.

¿Cuántos puestos habrá?

Hemos limitado los puestos a 40 por la gran aceptación que hemos tenido. Si quieres reservar uno con tu familia, solo tienes que ponerte en contacto con las organizadoras y ellas te darán un número. El día del Mercadillo ya os informaremos de vuestro lugar.

¡OS ESPERAMOS!!!!

Anuncios

La red laboral

El Mercadillo del Trueque contará este año con un espacio donde las personas en activo podrán ofrecer sus servicios.

¿Quién podrá hacerlo?

Si eres limpiadora de hogar, electricista, fontanero, cuidas personas mayores o niños, das clases de inglés o   apoyo escolar por horas…

¿Cómo funciona éste stand?

También funciona a través del trueque. Todo aquel que deje su “tarjeta de presentación” deberá ofrecer a su posible cliente algún tipo de bonificación el día del Mercadillo.

Ejemplo:

Doy clases particulares y el precio de las clases son a 9 euros, pero todo aquel que quiera mis servicios y se adquieran en el Mercadillo se las cobraré a 8 euros.

Soy profesora de música, si me contratas a través del Mercadillo del Trueque, la primera clase es gratis.

¿Cómo se organiza éste stand?

El responsable de stand recogerá los beneficios de cada persona que quiera inscribirse y su aportación al cliente, el que dejará una tarjeta con sus datos de contacto

 

Antonio del Arte Morón

Electricista

Teléfono: 787878778

 

Y todas y cada una de las tarjetas estarán expuestas para el conocimiento de todos los visitantes del Mercadillo del Trueque.

Si no se tiene una tarjeta de presentación, la encargada del stand le indicará como hacerse una allí, en el propio stand.

 

¿Qué es el trueque?

El trueque es el intercambio de objetos o servicios por otros objetos o servicios y se diferencia de la compra-venta habitual en que no intermedia el dinero en líquido en la transacción. Al contrato por el cual dos personas acceden a un trueque se le denomina permuta.

Es una práctica que existe desde tiempos inmemorables. El ser humano siempre ha tenido la necesidad de cambiar aquellos objetos que poseía pero no necesitaba, por aquellos que realmente deseaba.

En el comercio se intercambiaba materia prima por artículos artesanos, o productos elaborados a cambio de otros que el artesano no producía.

En los pequeños mercados era donde se originaron los primeros trueques entre una gran variedad de artículos, por ejemplo: herramientas de sílex, lanzas, zapatos, collares y hasta productos agrícolas. Hoy en día, en algunos mercados se siguen usando este tipo de transacciones.
Más tarde, apareció el dinero con lo que las cosas se obtenían a cambio de dinero en monedas.
Históricamente es habitual que el trueque recobre importancia en épocas de crisis económica, y principalmente en casos de hiperinflación, dado que el dinero pierde en gran medida su valor.

El Mercadillo del Trueque nació del interés y compromiso de algunos padres de crear alguna actividad lúdica que permitiera enseñar a los niños otras variables de la compra-venta. El cambio de juguetes no necesitados por otros, la realización de manualidades para compartir y el deseo de que los juguetes que ya no usemos se donaran a los más necesitados.

Con dichas premisas surge la I edición del Mercadillo del Trueque, y gracias a la voluntad y a la predisposición de padres, madres y niños se lleva a cabo. El resultado emocionalmente nos hizo plantearnos la segunda edición.